Las Constelaciones Familiares en Coco

Sin lugar a dudas una de las películas más conmovedoras de este año es Coco de Disney y Pixar. Una hermosa historia basada en el Día de Muertos en nuestro país, que representa las tradiciones familiares, las ofrendas, las generaciones que preceden y un viaje al mundo de los muertos, con sus secretos, sus recuerdos y sus olvidos.

Mientras la veía, pensaba en la similitud con las Constelaciones Familiares, una de las psicoterapias más innovadoras, creadas por el alemán Bert Hellinger, y que muchas veces a las personas les cuesta trabajo explicar en qué consisten o cómo se trabaja, debido a que la forma en que se desarrollan, es un tanto distinta de la psicoterapia tradicional, ya que no consiste en sólo hablar en un tiempo limitado y acotado. Además se pueden trabajar una gran amplitud de temas y cada consulta es diseñada a la medida de cada consultante, por lo que cada persona tendrá dinámicas, descubrimientos y formatos específicos, adaptados a la problemática que desea resolver.

En Coco, vemos el viaje de Miguel, un niño que desea ser músico, en una familia donde está prohibido, porque hubo un tatarabuelo que fue músico y que abandonó a su mujer y su hija, y se convirtió en un excluido del que nadie habla y del que ni siquiera existe foto en la ofrenda, porque su rostro está mutilado, por el enojo y el dolor de su esposa, que prohibió que se hablara de él y se escuchara música. Así, por dos generaciones, se obedecieron y recrudecieron las reglas, donde el silencio es el mejor aliado de Coco, la bisabuela anciana, hija de aquel tatarabuelo del que no se vuelve a saber y del que no podía preguntar ni hablar, desde que era una niña. Gracias a todo esto, la tatarabuela, tiene que emprender sola la manutención de su hija, y dedicarse a hacer zapatos, que también es toda una tradición en algunos pueblos en México.

Desde Constelaciones Familiares, muchos de los problemas en el futuro se construyen a través de los secretos, de esas figuras excluidas, que tarde o temprano alguien repite en el sistema familiar. Cada familia tiene una historia, y cada persona que nació o impactó con esa familia, se vuelve parte de un destino. Negarlo, es dejar un lugar vacío que en las siguientes generaciones, alguien, de manera inconsciente, repite y ocupa, para completar lo que falta, teniendo acciones que obstaculizan la vida o que no tienen una explicación aparente en la plano racional tradicional.

Como cuenta la película, Miguel quiere ser músico como el tatarabuelo y tendrá que luchar, no sin dudas, cansancio o hartazgo, para defender su sueño, y poder incluir y respetar las tradiciones familiares, con la creación de su propio destino. Por lo que tendrá que ir al mundo de los muertos, para buscar el permiso y obtener la bendición de sus antepasados para ser lo que decida. Pero esto no será fácil, porque hay infinidad de enojos, juicios y un secreto tremendo, que se tendrá que revelar para ordenar y dar paz a Miguel y a toda su familia.

La historia de la humanidad es así, está llena de perspectivas, de creencias, de juicios, de bandos, donde existen los buenos y los malos, donde se excluye o ataca lo que duele o no se entiende, y se enaltece aquello que nos es similar. Todas las familias están marcadas por la forma en que decidieron hacer frente a las situaciones, dejando informaciones y perspectivas sobre cómo afrontar la vida, que a veces simplemente se siguen y otras se cuestionan y se buscan cambiar.

Las Constelaciones Familiares trabajan más allá de los juicios, tocando lo humano, igual que en la película, que conmueve o mueve a todo aquel que le mira, permitiendo un entendimiento de la situación, una liberación de lo que se carga innecesariamente, encontrando la verdadera esencia y fuerza para construir lo que cada uno decida, dejando el pasado atrás, y liberando y corrigiendo patrones que se repiten.

En Coco se muestra otro aspecto fundamental de la cultura mexicana y latina: la figura de la madre fuerte, indispensable, matriarca. La que cuida de su propia madre, la que no se va, la que sostiene y cobija a todos, de la que no se puede hablar mal, a la que se respeta profundamente y sobre todo de la que los hijos les cuesta irse.

Desde Constelaciones Familiares, uno de los temas más recurrentes, es la forma en que se incluyen y se trabajan a papá y a mamá, los dos, sin separación, porque se proviene de ambos y se tiene perspectivas distintas de cada uno, ya sea por las propias vivencias o por lo que se nos dice de uno u otro. Así se dan dinámicas de las que es difícil salir, como el cuidado excesivo de los hijos a los padres, los enojos que no se explican, las heridas más profundas de abandono, rechazo o exigencia, por mencionar algunas. Pero muchas veces se pasa por alto que todos somos hijos y venimos de historias que manejamos lo mejor que podemos. Por ello es tan importante saber cómo incluir y reconciliar lo que se vivió, transformar y ampliar la mirada hacia todo lo ocurrido, no sólo tener fragmentos que permitan el juicio o los sentimientos dañinos.

A lo largo de la película, la reconciliación se da por sí misma. En la vida real, esto pocas veces se puede dar de esa manera, puesto que al estar inmersos en las situaciones, no se puede tener una distancia correcta para mirar todo, incluso lo que duele, avergüenza o enoja, cayendo en puntos ciegos, o negaciones, que se convierten en sombras que acompañan y se extienden a todos los campos de vida. Por ello el terapeuta acompaña ese proceso, guía en ese viaje interno de las perspectivas que hemos creado y que pueden ser limitantes, permitiendo enfrentar aquello que es profundamente incomodo, facilitando la comprensión de ese rompecabezas que está en desorden y del que muchas veces no se tienen las piezas completas, para poder reconstruirlo y llevar hasta la solución.

Coco es un viaje y una Constelación por sí misma. Son paralelas. Igual que en la película, una consulta permite ver de manera muy clara, a través de la representación –con personas en un taller o con figuras en una sesión individual–, es decir, la forma en la que se coloca a cada miembro de la familia que puede estar implicado en la problemática, saca a la luz la imagen que revela la dinámica que origina y alimenta un problema, llevando a la comprensión, descarga y solución. Como en el cine, se va contando y organizando la trama, permitiendo ver la proyección del enredo para construir paso a paso la solución, llegando a una comprensión mayor, de manera mucho más rápida y contundente, abriendo y cerrando los temas en cada sesión, acortando los tiempos y la duración de la terapia.

Te invito a ver la película de Coco, así como el poder trabajar y solucionar lo que aún está pendiente en tu historia familiar y personal a través de las Constelaciones Familiares. Solicita más información y saca tu cita.

 

 

Autor: Luis Miguel Tapia Bernal

Terapeuta en Constelaciones Familiares. Máster en Terapia Breve Estratégica.

 

19 Responses to “Las Constelaciones Familiares en Coco”

  1. Gaby Preciado

    Me parece más que maravillosa la manera en que explicas las similitudes. Un excelente artículo!
    Gracias por compartirlo.

    Responder
  2. Caridad Reyna

    Excelente comentario Luis Miguel Tapia Bernal. Si aceptaramos ir a terapia nuestra vida seria mas plena. Lo felicito por este analisis y me convence para ir a las constelaciones

    Responder
  3. María Palencia. Venezuela

    Maravillosa y sencilla tu explicación . Vi la película ayer. Las constelaciones familiares están presente en cada aspecto de nuestras vidas. Felicitaciones.

    Responder
  4. CLAUDIA SALDAÑA

    Estoy en formación de constelaciones familiares y me parece que logras articular de manera clara y simple la posible relación entre la película y las Constelaciones. Gracias por la simplicidad y profundidad de tu texto

    Responder
  5. Tu artículo es excelente. Te felicito. Una explicación clarísima. Aquí en Argentina se estrenó hace poco. Saludos!

    Responder
  6. Margarita

    Que genial comparacion ! Cuando vi Coco reconoci en ella a las Constelaciones Familiares. Gracias por escribir esta nota.

    Responder
  7. Patricia López Muciño

    Gracias Luis Miguel por tu artículo que explica de manera sencilla, pero profunda lo que son las Constelaciones Familiares.
    Cuando vi la película, reconocí que estaba basada en este trabajo, y me dió mucho gusto.

    Responder
  8. Marvin

    Gracias por tu reflexión. Es totalmente coherente con la experiencia que tengo en las Constelaciones Familiares.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *