Terapias con “fórmulas mágicas”

Título original: Estreno de Terapias babélicas

¿Será que la extraordinaria oferta actual de un trabajo de gran responsabilidad y profunda competencia como el terapéutico puede prescindir en su difusión formativa de criterios selectivos? ¿Puede cualquiera improvisarse técnico y experto del bienestar ajeno sin unos estudios adecuados y en profundidad, sin preparación, sin desarrollo de habilidades, sin experiencia ni proceso terapéutico personal?

Formadores impulsados por fines lucrativos antes que educativos vocean fórmulas como pócimas mágicas en medio de la abundancia rebosante de cursos, seminarios y talleres diseñados para destinatarios en busca de trabajo.

Nociones acumuladas en fines de semana que en cómodos plazos constituyen una considerable inversión sustentada en promesas de un empleo saludable, reconocido y bien remunerado…

Antiguos rebeldes del sistema hoy se sienten democráticamente atraídos y llamados a incursionar en el arte de solucionar problemas psicológicos, emocionales y físicos con los mismos derechos que aquellos que durante años se dedicaron a estudios sistemáticos, teóricos y reglados. ¿Se puede defender una visión igualitaria y horizontal del talento, de las competencias y los requisitos necesarios para asumir la responsabilidad de sanar procesos y personas atormentadas por antiguos sufrimientos y desequilibrios?

En este mercado babélico vendedores pregonando recetas magistrales e innovadoras para la salud, la prosperidad, el éxito y el amor en nuevos y cómodos formatos de aprendizaje «express» abren sus cofres de tesoros escondidos en otros cofres que contienen nuevos cofres.

Y lo más impresionante: muy poca terapia conocida por su comprobada eficacia.

¿Modelo terapéutico o terapeuta?

Autora: Cristina Stellini

Especialista en Sistemas Organizacionales y Terapeuta de Constelaciones Familiares

 
  • diciembre 16, 2016
  • blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *